Keynos

La primera red social para compartir oportunidades de nuevo negocio
Keynos

 

Aunque acumulamos miles de contactos en las redes sociales profesionales, su rendimiento real es muy bajo. La causa es que no favorecen lo que siempre ha funcionado: los contactos recomendados por personas de la máxima confianza. ¿Cómo acceder, entonces, desde un entorno virtual a los círculos presenciales donde se toman las decisiones importantes?.

Con este objetivo se creó esta nueva una red social que está pensada para potenciar la calidad del contacto frente a su cantidad.

El encargo realizado a grasp fue crear su nombre cumpliendo con las siguientes premisas:

  • - Identificar a esta nueva red social destinada a generar reuniones de negocios con los que toman decisiones.
  • - Facilitar su notoriedad entre desarrolladores de negocio y profesionales de las ventas, bien porque el nombre sea descriptivo, bien porque ayude a contar su historia de modo relevante.
  • - Expresar su diferenciación de otras redes sociales similares: la conexión de oferta y demanda a través de amigos comunes, en una plataforma para compartir contactos entre grupos de personas de máxima confianza.
  • - Reflejar -o al menos no entrar en contradicción- sus tres valores principales:  entorno profesional, trato confidencial de la información de contactos compartida y reciprocidad, entorno de ayuda mutua.

Y además que fuera un nombre válido (sin connotaciones negativas) tanto para el mercado hispano como para el anglosajón, registrable como .com, que la pronunciación no fuera una traba importante para su memorización. Y por último que pudiera convivir armónicamente con su tagline: business meetings with decisions makers/reuniones de negocio con los que toman decisiones.

Keynos fue el nombre finalmente seleccionado. Un nombre corto, eufónico, registrable como .com y fácilmente memorizable, que además completa el significado del tagline. Morfológicamente es un neologismo a partir del ing. “key” y el lat. “nos”: la clave somos nosotros. Fonéticamente funciona tanto en inglés como en español, aunque se pronuncie diferente y el significado asociado también lo sea. Una lectura con fonética española de Keynos, evocaría también una palabra griega de gran sonoridad y belleza.

 

Naming